MAXI COOKIE RELLENA DE DULCE DE LECHE

El día de la Madre, es tan especial que a veces, no sabes si disfrutar, dejándote querer y dejar que te cuiden, o complacer a los que de verdad te quieren. 

Por eso, y para equilibrar los cariños, he preparado una maxi cookie, rellena de dulce de leche. 

Las cookies, son las galletas favoritas de mis hijos y el dulce de leche, una crema que me encanta. 

La receta es de Blanca de Cocina Facil con A&b, cuando la vi, quise hacerla, me pareció genial.

He sustituido el relleno de crema de chocolate por el dulce de leche. 

TARTA TATIN

A veces es curioso y otras necesario, conocer el origen de tantas preparaciones culinarias, que nos acompañan durante toda la vida.

La forma de cocinar esta tarta, tiene su origen en Francia, en Lamotte-Beuvrin, e ideada con manzanas, por las hermanas Stéphanie (1838–1917) y Caroline Tatín (1847-1911), dueñas del hotel que llevaba su apellido.

La historia cuenta, que la idea de hacer la tarta invertida fue el despiste de una de las hermanas, al no colocar la base de masa, en un primer momento y por esa razón, cubrió las manzanas con la base la tarta, horneándola y girándola al final de la cocción.

Aunque otra cuenta, que el exceso de manzanas, provocó la idea de colocar un disco de masa encima de las manzanas ya horneadas, para formar tartas rápidamente.

Sea cual fuere la verdadera historia, hay que reconocer que las hermanas Tatín tuvieron una gran idea.

Las tartas Tatín

1. Preparar el caramelo. Calentar a fuego suave, una capa de azúcar extendido en la sartén hasta que caramelice. Retirar del calor y añadir trozos de mantequilla a temperatura ambiente.

2. Colocar los trozos de manzana sobre el caramelo y hornear suavemente unos minutos a 160 a 170°. Retirar el jugo que se ha generado de la cocción. Atemperar.

3. Colocar la masa fría, y recortada un poco más grande que el molde, encima de las manzanas. Hornear a 180°, hasta que la masa quede dorada.

4. Templar la tarta. Antes de girar la tarta, separar con la punta de un cuchillo todo el contorno de la tarta, para que salga cómodamente del molde.

5. Colocar una fuente redonda en la sartén, a modo de tapa, lo que será la base de la tarta, y voltearla. Este paso con cuidado de no quemarnos.

6. Servir templada, se suele acompañar con helado por el contraste de temperaturas.

7. Las cantidades varían según el tamaño del molde que se use.

8. La masa usada es sablé, aunque la quebrada, salada, también le va bien al sabor de las manzanas.

9. La original es hojaldrada, pero por ser mas fácil de preparar, suele usarse la masa sablé.

Mousse de chocolate y mermelada de kumquat

Combinar el chocolate con la textura de una mousse, aún siendo un clásico, el éxito del postre está casi asegurado.

La palabra “mousse” en francés significa, espuma, de forma que ya tenemos una pista, del origen de este postre tan popular.

Si la textura de una mousse es más o menos esponjosa, dependerá en gran medida de la elaboración elegida.

Las bases de las preparaciones en la que se sustenta una mousse, pueden partir de un merengue italiano con nata semi montada, o una ganache y merengue francés, o pâte a bomba (almíbar cocido a 120° y mezclado con yemas y azúcar blanqueadas) con nata semi montada, crema inglesa batida, y en muchos casos es necesaria una porción de gelatina, para que la estructura de la mousse sea más firme.

Lo importante de estas preparaciones combinadas, es que generen el suficiente volumen, incorporando las suficientes burbujas, como para conseguir que el resultado final, tenga una textura aireada, esponjosa junto con buen sabor.

Sigue leyendo

Velas de piña anisada, chocolate y albahaca

Es uno de los postres que cumple los cuatro requisitos más importantes, a la hora de organizar una comida con muchas preparaciones.

Uno, debe estar rico, con pocos ingredientes, que la elaboración sea sencilla y por último, la presentación si es atractiva, ya puede darse por aprobado.

Además, la receta es tan rápida de contar, casi como de preparar.

Sigue leyendo

Cheescake de chocolate y melocotón

Es el postre más versionado que existe.

Anoté la receta en mi cuaderno de apuntes de cocina, hace tiempo. Es la mejor forma de no olvidarla, y poder repetir la receta, con la confianza de que nos gustará.

De la misma manera, si anotas una receta, y el resultado no es el esperado, puedes corregir ingredientes, para rectificar en la siguiente preparación.

Los ingredientes son fáciles, el relleno lleva queso Ricotta, chocolate con una pequeña cantidad de azúcar, cobertura de mermelada de melocotones casera y la base, galletas trituradas, ligadas con mantequilla.

Sigue leyendo

Tartaleta de chocolate y mango

Este tipo de masas, las quebradas, ya sean dulces o saladas, tienen dos características que las hace exquisitas, el sabor sutil a mantequilla y la textura arenosa, que provoca saborearlas el doble de tiempo, para mi son perfectas.

Cualquier crema, de limón, vainilla, manzana, fresas, le va de maravilla, y con un solo sabor como cobertura, ya sea un merengue, compota de frutas, ya tienes una postre estupendo.

Otra buena razón para prepararla, es su estructura, la base rígida de la base, es muy manejable, y por tanto, es perfecta para transportarla.

Sigue leyendo

Vasitos dulces de panna cotta de frutos rojos y cítricos

Un postre en vaso es una forma estupenda de resolver un postre aparente, en tiempo récord.

Dando ideas y sin demasiada previsión, puedes preparar unos vasitos express estupendos. Por ejemplo, picando fruta en macedonia, o en puré, añades una crema azucarada, algo de especias, o una cucharada de leche condensada, o miel suave, También puedes tostar frutos secos y machacarlos con un mortero, para aderezar y darle otra textura. El chocolate raspado, o una cucharada de canela en polvo, puede ser otra opción para la cobertura.

Un plus que sean iguales, es sin duda, lo más bonito del postre.

Sigue leyendo