Raya a la mantequilla negra #Descubriendo sabores

Con la emoción que se merece, damos comienzo a un nuevo proyecto con el que nos embarcaremos en una bonita experiencia culinaria, llamada “Descubriendo sabores”.

La magia del proyecto consiste en echarle creatividad y proponer una buena combinación de ingredientes para mostraros platos exquisitos.

Comenzar esta aventura con Rosa de Un toque de canela, Palmira de Come conmigo y con Dolors de Bruixes a la cuina, ha sido lo mejor. Nos encontramos virtualmente a través de otro proyecto #proyectoroca, que terminó, y después de unas conversaciones, hemos perfilado este nuevo, con toda la ilusión del mundo.

Estoy entusiasma con este proyecto, porque lleva los ingredientes necesarios para disfrutar y ofrecer ideas tan interesantes, que no os dejará indiferente.

La inspiración nos llegó a través de La Enciclopedia de los sabores de Niki Segnit, un libro indispensable, además de guiarnos en las siguientes propuestas.

El concepto es sencillo, una de nosotras elegirá un ingrediente principal, que será el hilo conductor de todos los platos, y adjudicará un ingrediente más a cada una de nosotras, es decir, basándonos en dos ingredientes debemos crear platos de nuestra cosecha o clásicos de la gastronomía.

Sigue leyendo

Anuncios

La sencillez de la Escalivada

Si tienes estos ingredientes en casa, un rato por delante, y eres amante de la comida sana, éste es un plato perfecto.

Cómo preparar la escalivada:

Ingredientes:

2 Berenjenas

2 Calabacines

2 Pimientos rojos grandes

2 Pimientos verdes grandes

3 Cebolletas

4 Dientes de ajo

Aceite de Oliva Virgen extra

Sal y pimienta

Preparación:

Precalentamos el horno a 150 grados. La berenjena debe ser la primera verdura en cortar, ya que es la que más tarda en cocinarse.

Pelamos la berenjena y la cortamos en tiras gruesas. Colocamos las tiras, una vez rociadas de aceite sal y pimienta, en el horno. Mientras se hornea, cortamos el resto de las verduras.

Los pimientos y las cebolletas, serán los siguientes en introducirlos al horno, junto con las berenjenas, pero antes, los cortamos en tiras, salpimentamos las verdura cortadas y rociamos con el aceite.

El calabacín también los cortaremos en tiras del mismo tamaño que la berenjena y será la ultima verdura que metamos en el horno.

Es fundamental que las verduras no se tuesten.

Uno de mis grandes profesores de cocina (al que admiro) que tuve en Le Cordon Bleu decía, “el tiempo de una cocción puede durar un minuto o toda una vida” y así es.

Una vez horneadas, se colocan en una fuente junto con el jugo.

Picamos muy fino los dientes de ajos, que añadiremos a la escalivada y rociamos con un buen chorro de aceite de Oliva Virgen extra y rectificamos de sal y pimienta.

Buñuelos de viento

Los buñuelos de viento son un placer para los sentidos. Me gustaría emocionaros tanto como he disfrutado cocinándolos, hasta su nombre es precioso. Con cuatro variedades de rellenos, para contentar a todos los comensales de mi casa, que son unos cuantos.

Los buñuelos se preparan con pasta choux, o pâté à choux, asi se llama esta masa típica francesa. Choux significa en francés “coles pequeñas”, y esta pasta debe su nombre, a que se obtienen unas pequeñas bolas parecidas a las coles de Bruselas.

La versatilidad de la pasta choux es tal, que tanto en salado, con el gougère con queso, como dulce, se transforma en un bocado delicioso, ejemplo de ello son los tradicionales pepitos, profiteroles, bocaditos de nata, croquembouche, éclair o Paris-Brest y en esta ocasión, los Buñuelos de viento.

Sigue leyendo

Carpaccio templado de calabacín y huevos escalfados

Lo bueno de las ensaladas es que apetecen en cualquier época del año, como plato único, o acompañamiento a un principal, o como una guarnición, siempre son un acierto.

Verdad es, que en Cocina a veces hacemos cosas que no sabemos como se llaman, como escaldar y escalfar, son técnicas culinarias que bien ejecutadas, consiguen que cocinemos los alimentos correctamente.

En este enlace de Play Gastro por Carlos Cano, os explicamos la diferencia entre escaldar y escalfar, técnicas culinarias sencillas pero con grandes diferencias que debemos tener bien presente.

Cómo preparar carpaccio de calabacín y huevos escalfados

Ingredientes:

  • 1 Calabacín
  • 2 Tomates canarios medianos
  • 150 gr. Coles de Bruselas
  • Media cebolla
  • 2 huevos
  • 3 litros de agua
  • 50 ml de vinagre de vino blanco
  • Orégano
  • Tomillo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  1. Cortamos el calabacín en lonchas muy finas.
  2. Untamos con aceite y sal el plato donde colocamos las lonchas de calabacín, de un grosor de 1 a 2 milímetros. Nos ayudamos de la mandolina.
  3. Horneamos a 140 grados durante 10 minutos.
  4. Escaldamos los tomates y pelamos.
  5. Cortamos en lonchas muy finas. Extendemos en una fuente y horneamos también a la misma temperatura que los calabacines.
  6. Horneé al mismo tiempo los tomates y calabacines.
  7. Una vez horneados, colocamos la base de las rodajas de calabacín y encima la de tomate.
  8. Mientras escalfamos los huevos.
  9. En una cazuela calentamos agua con un buen chorro de vinagre.
  10. Sin llegar a hervir, echamos los huevos. En 5 minutos, estarán hechos. El agua se debe mantener sin llegar al hervor. Los sacamos con mucho cuidado y los colocamos encima de un papel absorbente. Sazonamos. La clara debe quedar cuajada y la yema, cremosa.
  11. Las coles de Bruselas las cocemos en agua y sal. retiramos en pocos minutos. Reservamos.
  12. Colocamos las coles, partidas por la mitad, encima del calabacín y tomate.
  13. Con los trozos del tomate, ya horneado, que no hayan quedado en forma de rodaja, cortamos en concasse, y añadimos al aliño, condimentado a nuestro gusto (sal, pimienta, orégano, tomillo) con un buen chorro de aceite de Oliva Virgen.
  14. Añadimos unos aros de cebolla.
  15. Colocamos los huevos escalfados, encima del carpaccio y sazonamos.

Costillas de cerdo con castañas

Una de las cosas que más me gusta al leer una receta, es que me sugieran opciones para sustituir ingredientes. Porque es fácil que no dispongamos de todos los que propone la receta, y si sobre la marcha, lees las variantes, habrá más posibilidades de que te animes a prepararla.

Las castañas, se pueden sustituir por dados de calabaza, o coles de Bruselas, y las almendras, por nueces, pistachos picados, o avellanas. El vino por vinagre de vino tinto, y el caldo de ave, por agua, pero en este caso, el sabor de la salsa cambiaría considerablemente.

Desgrasar es necesario y sano, de modo que en esta ocasión, debemos prestar especial atención a la grasa que se vaya generando al cocinar las costillas y retirarla. Para ello, os voy a contar un truco bien fácil, unas líneas más abajo, que os ayudará a evitarla en gran medida.

Recordamos que la receta está extraída del libro “Las mejores recetas de mi madre” de Joan Roca y del que cada mes ponemos imágenes a una de sus recetas, elegida por una de nosotras. Es un libro solidario, cuyos beneficios de las ventas van destinados al Banco de Alimentos.

La receta ha sido elegida este mes de octubre por Rosa María de Un toque de canela. Siempre tiene una palabra agradable, positiva, activa en las redes, todo un ejemplo de buena actitud. Cocinera incansable y brillante, solo hay que ver su blog, no os lo perdáis.

Debo decirte Rosa María que la receta elegida estaba riquísima, en casa te hemos hecho la ola. Las castañas dan un toque dulce al plato delicioso, y el picadillo de almendra, añade una textura crujiente, muy agradecida. Sigue leyendo

Pastel Baklava de pistachos

img_2326.jpg

El pastel Baklava es una puerta abierta a la dulce gastronomía turca más tradicional.

Cuentan que el origen del pastel Baklava, se remonta a la antigua Mesopotamia, pasando por las mesas de un sin fin de generaciones, llega a nuestros días y no es extraño que siga siendo un postre típico, ya que el resultado es excelente y su preparación no es nada complicada.

Elaborado originalmente con pasta de nueces (he sustituido por pistachos, pero acepta cualquier variedad de frutos secos) distribuida en láminas de masa filo y cubierta con un almíbar de canela y limón, incluso con una miel con sabor suave, va bien.

Sigue leyendo

Tortilla de harina #ProyectoRoca

Recuerdo como si fuera ayer, los cursos de cocina francesa en Le Cordon Bleu, una experiencia fantástica, recomendable, y con la que adquieres unos conocimientos sobre cocina, no escritos en ningún libro. No te enseñan recetas, te enseñan a cocinar, a ser compañero, a trabajar en equipo, a tratar los productos con respeto. Solo tengo palabras de agradecimiento.

En una de las clases tratamos la cocción de los huevos, con cáscara, durante varias horas y sin cáscara, en otras tantas, en un sin fin de preparaciones, como la auténtica tortilla a la francesa. Es un espectáculo ver cómo se prepara, en sartén de hierro, sin coloración, con mucho tacto, en el momento de girarla, y de un solo golpe, se voltea para cerrarla, dejando una jugosidad en su interior, tan deliciosa que es difícil de olvidar.

Sigue leyendo

Los melocotones más ricos del mundo

Me preguntó si podía plantar un árbol con el hueso del melocotón que se acababa de comer, le cautivo su sabor. Mi hijo, no quería que algo tan delicioso y delicado desapareciese para siempre. Buscamos el lugar donde plantar el hueso y doce años después, este es el segundo año de cosecha.

Los pequeños placeres de la vida.

Os propongo varias formas de disfrutar cocinando esta fruta tan agradecida. Sigue leyendo