La sencillez de la Escalivada

Si tienes estos ingredientes en casa, un rato por delante, y eres amante de la comida sana, éste es un plato perfecto.

Cómo preparar la escalivada:

Ingredientes:

2 Berenjenas

2 Calabacines

2 Pimientos rojos grandes

2 Pimientos verdes grandes

3 Cebolletas

4 Dientes de ajo

Aceite de Oliva Virgen extra

Sal y pimienta

Preparación:

Precalentamos el horno a 150 grados. La berenjena debe ser la primera verdura en cortar, ya que es la que más tarda en cocinarse.

Pelamos la berenjena y la cortamos en tiras gruesas. Colocamos las tiras, una vez rociadas de aceite sal y pimienta, en el horno. Mientras se hornea, cortamos el resto de las verduras.

Los pimientos y las cebolletas, serán los siguientes en introducirlos al horno, junto con las berenjenas, pero antes, los cortamos en tiras, salpimentamos las verdura cortadas y rociamos con el aceite.

El calabacín también los cortaremos en tiras del mismo tamaño que la berenjena y será la ultima verdura que metamos en el horno.

Es fundamental que las verduras no se tuesten.

Uno de mis grandes profesores de cocina (al que admiro) que tuve en Le Cordon Bleu decía, “el tiempo de una cocción puede durar un minuto o toda una vida” y así es.

Una vez horneadas, se colocan en una fuente junto con el jugo.

Picamos muy fino los dientes de ajos, que añadiremos a la escalivada y rociamos con un buen chorro de aceite de Oliva Virgen extra y rectificamos de sal y pimienta.

Anuncios

Carpaccio templado de calabacín y huevos escalfados

Lo bueno de las ensaladas es que apetecen en cualquier época del año, como plato único, o acompañamiento a un principal, o como una guarnición, siempre son un acierto.

Verdad es, que en Cocina a veces hacemos cosas que no sabemos como se llaman, como escaldar y escalfar, son técnicas culinarias que bien ejecutadas, consiguen que cocinemos los alimentos correctamente.

En este enlace de Play Gastro por Carlos Cano, os explicamos la diferencia entre escaldar y escalfar, técnicas culinarias sencillas pero con grandes diferencias que debemos tener bien presente.

Cómo preparar carpaccio de calabacín y huevos escalfados

Ingredientes:

  • 1 Calabacín
  • 2 Tomates canarios medianos
  • 150 gr. Coles de Bruselas
  • Media cebolla
  • 2 huevos
  • 3 litros de agua
  • 50 ml de vinagre de vino blanco
  • Orégano
  • Tomillo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  1. Cortamos el calabacín en lonchas muy finas.
  2. Untamos con aceite y sal el plato donde colocamos las lonchas de calabacín, de un grosor de 1 a 2 milímetros. Nos ayudamos de la mandolina.
  3. Horneamos a 140 grados durante 10 minutos.
  4. Escaldamos los tomates y pelamos.
  5. Cortamos en lonchas muy finas. Extendemos en una fuente y horneamos también a la misma temperatura que los calabacines.
  6. Horneé al mismo tiempo los tomates y calabacines.
  7. Una vez horneados, colocamos la base de las rodajas de calabacín y encima la de tomate.
  8. Mientras escalfamos los huevos.
  9. En una cazuela calentamos agua con un buen chorro de vinagre.
  10. Sin llegar a hervir, echamos los huevos. En 5 minutos, estarán hechos. El agua se debe mantener sin llegar al hervor. Los sacamos con mucho cuidado y los colocamos encima de un papel absorbente. Sazonamos. La clara debe quedar cuajada y la yema, cremosa.
  11. Las coles de Bruselas las cocemos en agua y sal. retiramos en pocos minutos. Reservamos.
  12. Colocamos las coles, partidas por la mitad, encima del calabacín y tomate.
  13. Con los trozos del tomate, ya horneado, que no hayan quedado en forma de rodaja, cortamos en concasse, y añadimos al aliño, condimentado a nuestro gusto (sal, pimienta, orégano, tomillo) con un buen chorro de aceite de Oliva Virgen.
  14. Añadimos unos aros de cebolla.
  15. Colocamos los huevos escalfados, encima del carpaccio y sazonamos.

Codillo con alioli #proyectoroca

 

Codillo con salsa alioli, casi sin pensar ya está hecho, así de simple. Cierto es que la cocción de un codillo lleva un buen rato, pero mientras tanto puedes ocupar el tiempo en otros quehaceres, porque apenas debes estar pendiente. El resultado es una carne tan jugosa, que no te va a dejar indiferente, verás…

 Margarita de Acibecheria, un blog con miles de guiños a la alta cocina que no os debéis perder, un mundo de recetas interesantes adaptadas a La Cocina del día a día, personalmente me encanta. Ha elegido la receta en esta ocasión, con mucho acierto, por su sencillez, por los pocos ingredientes que lleva, porque es un plato que debería estar presente en La Cocina de todos y elaborar de vez en cuando. Hay que recordar que el beneficio de las ventas del libro al que ponemos imágenes “Las mejores recetas de mi madre” de Joan Roca, van destinadas al Banco de Alimentos de Girona.

Si, es un clásico que se merece una gran ovación.

Me gusta ser fiel a las recetas de este libro, y lo intento en cada una de ellas, y aquí llega el pero, para que el resultado final de la carne sea un punto mejor, he añadido unos ingredientes aromáticos en el caldo de cocción, serán claves para el sabor final.

Otra opción para presentar el codillo, es partirlo en finas lonchas, como recomienda la receta del libro, y acompañarlo con la salsa alioli, por cierto, se debe tomar a temperatura ambiente.

 

La cantidad del codillo por persona va determinada por el tamaño, de forma que si es pequeño, debemos servir uno por plato.

Sigue leyendo