Trufa de chocolate y jengibre en arroz crujiente de cardamomo #descubriendosabores

#Descubriendosabores, es la nueva aventura en la que, Palmira desde Paris, Rosa María desde Cerdanyola del Vallès, Dolors desde Suiza, y yo desde Madrid, nos embarcamos, con una premisa que variamos cada mes. Partiendo de un ingrediente que debemos incorporar en las recetas como principal, el cardamomo y otro ingrediente más, diferente a cada una, desarrollamos recetas tan atractivas, tanto para quien nos visita, como para nosotras.

Dolors de Bruixes a la cuina ha elegido los ingredientes en esta ocasión y debo reconocer que he disfrutado muchísimo buscando la mejor opción, aunque combinar el cardamomo con el jengibre no ha sido tarea fácil, después de unas cuantas pruebas equilibré los sabores, y ahora si, por fin estoy satisfecha con el resultado.

El contraste de texturas, el crujiente del arroz con el cremoso del chocolate , se acompañan y los sabores encajan perfectamente.

El cardamomo es la tercera especia más cara después del azafrán y la vainilla. Las semillas de cardamomo se encuentran en racimos de cápsulas fibrosas, que maduran cada una en su momento, de forma que se deben recolectar las cápsulas a mano, una a una, poco antes de la plena madurez.

Sigue leyendo

Anuncios

Tarta Tatín de peras

Hace unos meses publiqué La tarta Tatín de melocotones, un pastel que lleva pocos ingredientes, es sencilla en su elaboración y por eso, está tan buena.

Hoy cambio de fruta, usare la pera, que aguanta bien las cocciones largas, está rica en cualquiera de sus versiones.

Aquí, podeis ver la elaboración de una masa quebrada dulce, o si preferís comprarla también es una opción.

Ingredientes:

4 peras (conferencia)

Masa sucré o dulce:

  • 125 gr de harina
  • 65 gr de mantequilla
  • 50 gr. de azúcar glass
  • 50 gr de huevo (mediano)
  • 2 gr. de sal fina

Jarabe:

  • 1 limón
  • 1 rama de canela
  • 20 gr de azúcar
  • 20 ml de agua

Preparación:

Formamos la masa dulce o si la compramos, mantenemos en frío en todo momento.

Calentamos a fuego suave, el agua y el azúcar junto con el zumo de limón y la rama de canela. Queremos hacer un jarabe, no un almíbar, de forma que serán poco minutos. Colamos.

Pelamos y partimos las peras en cuatro, quitando las semillas. Rociamos el jarabe sobre las peras y calentamos a fuego muy suave, unos 10 minutos.

En este momento es conveniente retirar el jarabe.

Colocamos las peras en una fuente que se ajuste a su tamaño.

Recortamos la masa para ajustarla a la fuente y si fuese comprada, de la misma forma tendríamos que recortarla.

Las peras deben tener en el momento de colocar la masa encima una temperatura ambiente. Colocamos la masa sobre las peras con cuidado de no partir la masa.

Horneamos a 170 grados, hasta que la masa se encuentre dorada. Estuve unos 45 minutos aproximadamente.

Es importante darle la vuelta sobre el plato, con cuidado, ya que el líquido puede quemarnos.

Ya la tenemos.

Reposada un día en la nevera, potencia su sabor y está más rica.

Delicadas alcachofas confitadas

Necesitamos tener bien presente que los alimentos de temporada son los que debemos consumir y evitar los que no son.

Hoy en día, tenemos a nuestro alcance todo tipo de productos durante casi todo el año, y eso nos da pie a consumirlos y producir efectos negativos para el medio ambiente, nada aconsejables, es bueno recordarlo.

Un ejemplo de cocinar a baja temperatura, son las alcachofas confitadas, ahora de temporada, que cocinadas en cualquiera de sus versiones son un manjar, y confitadas son un buen recurso para disfrutar de un entrante o aperitivo delicioso.

Cómo preparar Alcachofas confitadas.

Ingredientes:

  • 6 Alcachofas
  • perejil
  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 ramas de tomillo
  • 5 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta blanca

Preparación:

Para evitar que las manos se manchen al preparar las alcachofas, debemos untar las manos con limón.

Recortamos las alcachofas y mantenemos en bol con agua y tallos de perejil.

Una vez recortadas, colamos, retiramos el perejil y hundimos en un cazo con abundante aceite, las alcachofas torneadas, las ramas de tomillo y los ajos.

Mantenemos durante el tiempo necesario hasta que se cocinen, a una temperatura mínima.

Podemos controlarlo, tocando el cazo, y si aguantamos el calor con la mano, esa sería la temperatura adecuada.

Después de confitar las alcachofas, colamos y de esta forma, reciclamos el aceite, lo podemos usar para otras muchas elaboraciones, ya que al no haber tenido alta temperatura, se encuentra casi intacto, con un sabor agradable de ajo y tomillo.

Crema de coliflor

Me quede sorprendida la primera vez que probé esta crema. No podía creer que la coliflor pudiera dar un sabor tan delicado.

Lo más curioso fue, que hubiera unanimidad en casa, todos estábamos de acuerdo, estaba riquísima. Fue un día de Nochebuena, y desde entonces es uno de nuestras cremas favoritas.

Velouté dubarry, así se llama la versión clásica de la gastronomía francesa, una crema sencilla de preparar y a la vez exquisita.

Esta es mi versión,

Sigue leyendo

Pollo de corral al jengibre, azafrán y limón

Os recomiendo una de mis manías en la cocina, y todo viene de ahí, del lugar donde guardo las especias. Agruparlas y tenerlas a la vista, en un solo armario para organizarme mejor, es mi objetivo, aunque por ahora no es posible. Un espacio pequeño y la cantidad de especias que uso, es incompatible con mis intenciones.

No tener las especias a la vista, me obliga a revisarlas cada cierto tiempo; y es que no hay manía mas agradecida, que dedicar un rato a recuperar en la memoria, aromas olvidados.

El jengibre hoy es el protagonista. La receta es un clásico en casa, además mis hijos se hacen mayores, les gusta cocinar y preguntan tanto y tanto sobre cocina, que ha llegado el momento de escribir también para ellos.

Sigue leyendo

Cromesquis de chirivía y bacon

El aroma de la chirivía es especiado, con un toque dulzón, similar al de la zanahoria, algo parecido en sabor, y encaja a la perfección tanto en dulce, como en salado.

Poco tiempo pasará, hasta que vuelva a repetirlos, porque son una delicia.

Aunque son parecidos a la preparación de las croquetas, debemos tener presente que la elaboración es más delicada.

Sigue leyendo

Raya a la mantequilla negra #Descubriendo sabores

Con la emoción que se merece, damos comienzo a un nuevo proyecto con el que nos embarcaremos en una bonita experiencia culinaria, llamada “Descubriendo sabores”.

La magia del proyecto consiste en echarle creatividad y proponer una buena combinación de ingredientes para mostraros platos exquisitos.

Comenzar esta aventura con Rosa de Un toque de canela, Palmira de Come conmigo y con Dolors de Bruixes a la cuina, ha sido lo mejor. Nos encontramos virtualmente a través de otro proyecto #proyectoroca, que terminó, y después de unas conversaciones, hemos perfilado este nuevo, con toda la ilusión del mundo.

Estoy entusiasma con este proyecto, porque lleva los ingredientes necesarios para disfrutar y ofrecer ideas tan interesantes, que no os dejará indiferente.

La inspiración nos llegó a través de La Enciclopedia de los sabores de Niki Segnit, un libro indispensable, además de guiarnos en las siguientes propuestas.

El concepto es sencillo, una de nosotras elegirá un ingrediente principal, que será el hilo conductor de todos los platos, y adjudicará un ingrediente más a cada una de nosotras, es decir, basándonos en dos ingredientes debemos crear platos de nuestra cosecha o clásicos de la gastronomía.

Sigue leyendo

La sencillez de la Escalivada

Si tienes estos ingredientes en casa, un rato por delante, y eres amante de la comida sana, éste es un plato perfecto.

Cómo preparar la escalivada:

Ingredientes:

2 Berenjenas

2 Calabacines

2 Pimientos rojos grandes

2 Pimientos verdes grandes

3 Cebolletas

4 Dientes de ajo

Aceite de Oliva Virgen extra

Sal y pimienta

Preparación:

Precalentamos el horno a 150 grados. La berenjena debe ser la primera verdura en cortar, ya que es la que más tarda en cocinarse.

Pelamos la berenjena y la cortamos en tiras gruesas. Colocamos las tiras, una vez rociadas de aceite sal y pimienta, en el horno. Mientras se hornea, cortamos el resto de las verduras.

Los pimientos y las cebolletas, serán los siguientes en introducirlos al horno, junto con las berenjenas, pero antes, los cortamos en tiras, salpimentamos las verdura cortadas y rociamos con el aceite.

El calabacín también los cortaremos en tiras del mismo tamaño que la berenjena y será la ultima verdura que metamos en el horno.

Es fundamental que las verduras no se tuesten.

Uno de mis grandes profesores de cocina (al que admiro) que tuve en Le Cordon Bleu decía, “el tiempo de una cocción puede durar un minuto o toda una vida” y así es.

Una vez horneadas, se colocan en una fuente junto con el jugo.

Picamos muy fino los dientes de ajos, que añadiremos a la escalivada y rociamos con un buen chorro de aceite de Oliva Virgen extra y rectificamos de sal y pimienta.