Ñoquis de boniato, setas confitadas y jugo de arándanos

Si ojeamos nuestra despensa, enseguida nos daremos cuenta, que los alimentos que solemos tener varían poco, y la razón puede ser, o porque nos gusta cocinar las mismas cosas o puede que no se nos ocurra otra forma de cocinar, nos pasa a muchos.

Intento y a veces lo consigo, no caer en esa rutina, procurando no cocinar un producto de la misma forma, cambiando los acompañamientos, para que parezca un plato diferente.

Ese el origen de este plato, unos ñoquis diferentes, bien acompañados de unas setas en su punto y coloreado con arándanos.

Un producto versátil, delicado, y fácil de encontrar en esta época de año, sobre todo en Cataluña, principal productor de estos delicados hongos, es el paraíso.

En la receta os propongo cocinarlos confitados. Además, el aceite de oliva se reutiliza en perfecto estado por la baja temperatura, perfuma el aceite delicadamente y podemos usarlo para otras muchas preparaciones.

Aceite aromatizado

Cómo preparar los ñoquis de boniato, setas confitadas y arándanos.

Ingredientes para 6 raciones:

Para los ñoquis:

  • 500 gr de boniato
  • 300 gr de cubos de hielo
  • 80 gr de mantequilla
  • 10 ml de leche
  • 100 de harina
  • Sal y pimienta

Para las setas:

  • 300 gr de setas (variadas)
  • (Cantidad suficiente) Aceite de oliva virgen extra
  • 3 dientes de ajo
  • 1 rama de tomillo
  • 1 rama de romero
  • 1 hoja de laurel
  • 10 Bolas de pimienta negra
  • Sal y pimienta

Para la jalea de arándanos:

  • 150 gr de arándanos
  • Ralladura de naranja
  • Zumo de medio limón
  • 10 gr de azúcar
  • Sal

300 ml de fondo oscuro de ternera

Procedimiento:

Tenemos dos opciones para cocinar los boniatos: Cortamos los boniatos en trozos, y metemos en una bolsa apta para cocinar a baja temperatura, junto con los cubitos de hielo, sal y pimienta. Sellamos la bolsa e introducimos en una cacerola llena de agua, con el aparato sous vide, que nos ayudará a controlar la temperatura y el tiempo, es decir a 80 grados durante 35 minutos.

Una vez pasado el tiempo, abrimos la bolsa y colamos. El líquido resultante lo mezclamos con el jugo de ternera.

Cocción de ñoquis controlando la temperatura

La opción 2, es introducir en el microondas los trozos de boniato en un bol y sazonado, tapar y a temperatura máxima, unos 15 minutos, ir vigilando si están hechos.

Una vez cocido el boniato añadimos la mantequilla en trozos y un poco de leche. Trituramos. La textura debe quedar lo más espesa posible. Colocamos en una manga pastelera, con una boquilla de 8 mm, para escudillar directamente en el plato. Y con ayuda de un cuchillo, separarlo de la boquilla.

Cocemos en abundante agua con sal y cuando floten retirarlos de la cocción. Directamente salsear.

Escudillamos los ñoquis

Setas confitadas:

Limpiamos las setas con un papel húmedo, debemos evitar mojarlas con agua.

Calentamos el aceite y los aromáticos del confitado a temperatura suave (50 a 60 grados) pero si no tienes termómetro, la forma de no pasarte de temperatura podría ser tocando el cazo con la mano sin quemarte.

Añadimos las setas, primero las grandes y luego las pequeñas para que al sacarlas, todos estén cocinadas. El tiempo dependerá del tamaño de las setas.

Reutilizamos el aceite para otros usos.

Jugo de arándanos:

Reservamos la mitad de los arándanos para incorporarlos al final. Calentamos suavemente los arándanos con un poco de agua, azúcar, zumo de limón y ralladura de naranja. Debemos mover de vez en cuando porque tiende a pegarse. En 15 estará hecho. Colamos y calentamos suavemente unos minutos más para añadir los arándanos reservados, sin dejar que se ablanden y tengan su forma.

Para la salsa usamos Fondo de ternera:

Es un caldo de huesos de ternera y verduras variadas, en un proceso lento de cocción. La forma más tradicional de hacer un fondo, es hundir en agua los huesos, hasta cubrirlos y una vez quitadas las impurezas, añadimos las verduras. Dejamos cocer un mínimo de tres horas. Lo ideal es preparar una gran cantidad y congelarlo.

Se puede sustituir por fondo de ave, y en ese caso igualmente debemos reducirlo al 90% para que nos quede una salsa concentrada y llena de sabor.

Fondo de ternera reducido

Montamos los ingredientes en el plato, y metemos al horno a 50 grados unos minutos antes de comer.

Ñoquis de boniato, setas confitadas y jugo de arándanos

Aquí podéis ver las propuestas de,

Palmira de Come conmigo

Ingrediente: menta

Receta: Ganache montado de chocolate con leche & ceps y crujiente de menta

Rosa María de Un toque de Canela

Ingrediente: espárragos

Receta: Macarrones con champiñones y trigueros

Dolors de Bruixes à la cuina

Ingrediente: nuez

Receta: Nyoqui (Gnocchi) de patata i ceps amb nous i oli d’oliva

7 Comentarios

  1. rosa dice:

    ayy Cris que manera de cocinar más interesante y que plato tan bueno te ha salido, me encanta seguirte y ver lo tenaz que eres en tus ideas culinarias.
    Tienes razón aquí tenemos mucha variedad de setas, pero este año a pesar de que ha llovido mucho y han habido muchísimas, van carísimas, los níscalos (rovellons) estaban hasta hace poco a 40 euros el kg. ayer los vi a 20 euros, (pk al lado de casa hay una fruteria que siempre abre los domingos) y son las setas que más nos gustan, pero con el dia que tuvimos ayer de movidito llegué a casa y no los había comprado, jajajaja vaya cabeza que tengo y entonces heche mano de los sufridos champiñones que tenía en la nevera.
    Ya sabes que me encanta cocinar con vosotras.
    Te mando un gran beso y te deseo una super super feliz semana.
    Rosa

    Me gusta

    1. Cristina P. dice:

      Muchísimas gracias Rosa! Si hay algo que me motive de verdad es compartir con vosotras esta prueba, a veces fácil y otras no tanto😉 aún así, siempre sacamos conclusiones positivas, que es lo bonito, disfrutar con lo bueno y no tan bueno.
      Los rovellons son intocables, es cierto, solo al final de la temporada es cuando bajan y ahí aprovecho a comprarlos también.
      Si tengo oportunidad las compro deshidratadas, aunque no quedan igual, se me quita el gusanillo de tomarlas de vez en cuando.
      Un besazo enorme!!!

      Me gusta

  2. palmirapom dice:

    Qué buena propuesta Cris! Mira que manera más curiosa de preparar los boniatos para los ñoquis, En Italia solían cocerlos al horno para que se sequen lo más posible y pierdan toda su agua… Pero así matas 2 pájaros de un tiro, sabor más intenso del boniato y agua con aroma para el fondo de ternera.
    Este mes la combinación no era de lo más sencilla pero olé! Te lo has currado como siempre!
    A ver que deberes nos pone Dolors para Diciembre…
    Besos,
    Palmira

    Me gusta

    1. Cristina P. dice:

      Me alegra que te guste! Al final, el jugo de ternera es lo que le da el gusto, es tan intenso que completa el plato. Ha sido toda una experiencia, la verdad.
      Si que la textura de los ñoquis tienen lo suyo, pero exprimiendo bien el boniato cocido quedan, no digo que manejables, pero se les puede dar forma con la manga pastelera.
      No era fácil la combinación, te doy toda la razón😉😉😉

      Me gusta

    2. Cristina P. dice:

      Un beso grande Palmira😘😘😘

      Me gusta

  3. Cristina, al empezar a leer la receta y leer “cubitos de hielo” pensé “Coooomo?” GENIAL! Un buen sistema esto de la covinar a baja temperatura. Yo todavía no me he metido porqué ya no me caben más “trastos” en la cocina :DDDD pero tentada he estado un montón de veces de comprarme el sous vidé… un día caerá! Seguro! :))))

    Bueno, de todas formas, menuda forma de cocinar los ñoqui! Buenísimos y una receta muy completa. Me gustaría poder catarla. Eso ya sería el no va más!

    Un beso guapa y buen fin de semana!!!

    Hasta muy prontito.

    Me gusta

    1. Cristina P. dice:

      Me alegra mucho que te gusten, porque el boniato es tan rico y tu mejor que nadie conoces mil formas de prepararlo, así que aquí tienes una receta más para cocinarlo y disfrutar.
      Me encantaría que tuviéramos ocasión de prepararlos juntas!
      Un besazo enorme!!!

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.